¿EN QUE CONSISTE LA VERDADERA FE?

Webnode
¿EN QUE CONSISTE LA VERDADERA FE?

¿En qué consiste la verdadera fe?

Ni siquiera los héroes de la fe reciben  exactamente lo que quieren

 

Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido Hebreos 11:39

 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.

Hebreos 11:1

 

¿Qué es la fe?

¿Y cómo puede estar uno seguro que la tiene?

Algunos cristianos  ven la fe como una fuerza casi mágica: si uno logra tener suficiente, uno prosperara, se mantendrá sano y vivirá una v ida placentera, dicen ellos. Pero ¿Cómo hacer para lograr más fe? ¿Cuáles son las señales de una fe verdadera?

El autor de hebreos se lanza a presentar una descripción detallada de la fe, incluyendo referencias a varias docenas de modelos biográficos. (Alguno han llamado a hebreos 11 “el museo de los héroes de la fe”) “sin fe”, dice hebreos de forma cortante, “es imposible agradar a Dios” (11;6).

No es lo que uno esperaría

Pero la descripción de la fe que sirgue de estos capítulos tiene algunas sorpresas. El escritor unas palabras Y frases tales como “perseverar”, “soportar”, “no perder la esperanza”. En muchos casos, los héroes citados no recibieron lo que esperaban; algunos terminaron siendo azotados o perdiendo sus posiciones o cubiertos de pieles crudas en vez de ropa (11;36,38). Muchos perecieron en muertes horribles.

La fe, sugiere el escritor, se parece más que nada a una carrera difícil. El corredor tiene sus ojos puestos en el premio para el ganador, y a pesar de insistentes tentaciones de aflojar el paso, se niega  a hacerlo hasta después de cruzar la línea de llegada. “despojémonos de todo peso aconseja hebreos (12;1). “Levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas” (12;12).

¿Vale la pena seguir luchando?

¿Por qué se esfuerza la gente hasta el dolor para correr una durísima maratón?

La mayoría de los participantes menciona dos razones: el sentido de la recompensa personal que reciben y los beneficios ejercicio. La mismas dos recompensa tienen su validez en el ámbito espiritual: grandes son los premios que esperan a los que perseveran, y el proceso mismo de vivir por la fe desarrolla un carácter fuerte. En esta carrera, nadie pierde. El que llega a la meta recibe el premio. Aquí, al igual  que en otras partes de la carta, hebreos exhibe a Jesús, que soporto grandes sufrimientos por nosotros (12;2,3), como el ejemplo definitivo.

La fe que se describe en hebreos no viene recubierta de azúcar; Dios no le garantiza a nadie una vida de lujos y descanso. Es una fe rigurosa. Consiste en un compromiso constante de creer en Dios a pesar de todo y un compromiso  constante de aferrarse a él, pase lo que pase. 

http://jesusesnoticia.webnode.es/
Webnode