Danny Berrios tras 30 años consigue visa para regresar a sus raíces cubanas

Danny Berrios tras 30 años consigue visa para regresar a sus raíces cubanas

Tal como se titula la popular canción de Juan Luis Guerra, el cantante Danny Berrios estuvo por 30 años “buscando visa para un sueño”, con el fin de cristalizar uno de sus grandes anhelos: regresar a sus raíces cubanas.

A lo largo de sus 30 años de ministerio Danny Berrios ha recorrido Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, pero le había sido imposible conseguir visa para viajar a Cuba, un sueño que se hizo realidad el pasado 8 de junio.

“¡Fue un milagro que me dieran la visa!”, exclamó emocionado el cantante, afirmando que desde que inició su ministerio, intentó viajar a la isla para conocer a su familia materna y llevar a través de su música un mensaje de fe y esperanza a los cubanos.

 

 

Finalmente su gran sueño se cumplió por medio del Obispo Ricardo Pereira, Obispo Nacional de la Iglesia Bautista en Cuba, quien le ayudó a tramitar la visa religiosa que le permitió realizar uno de los viajes más emotivos de su carrera.

“Con la celebración de mi 30 aniversario he visitado varios países; pero el viaje a Cuba fue un poco más personal, por el hecho de que iba a conocer a la familia de mi mamá”, enfatizó el cantante.

“Fue muy emocionante, porque tocó parte de mis raíces – dijo Danny –. Además una de mis tías es idéntica a mi mamá, así que al verla me causó mucha impresión, así que lloramos y reímos juntos”.
El reconocido cantautor estuvo en Cuba del 8 al 13 junio, realizando tres presentaciones. El primer concierto se llevó a cabo en Bayamo, el segundo lo realizó en Holguín y la última presentación en Marianao, cerca de la Habana.

Danny confesó sorprendido que los tres eventos sobrepasaron todas sus expectativas. “Es increíble, porque no pudimos hacer ningún tipo de promoción; pero antes de entrar al país, ya los cubanos sabían que yo iba a estar allí. Al parecer un pastor le dijo a su congregación, ellos a su vez pasaron la voz a otras iglesias, y en una semana miles de personas se enteraron de nuestra visita”.

Los tres eventos se llenaron por completo, de modo que fue necesario colocar pantallas en las calles para que todos pudieran participar del concierto. “Había más gente afuera que dentro del templo… fue tremendo ver el gran avivamiento que hay en Cuba”, aseguró Danny , afirmando que todos se sabían sus canciones a excepción de los nuevos temas que componen su más reciente producción “Voy a Profetizar”, un disco que recientemente salió al mercado.

“Aunque todas las presentaciones fueron maravillosas, el concierto de Bayamo fue el más emotivo; porque cuando estaba cantando la canción ‘Alaba’, yo bajé del escenario y le canté a mi tía. Entonces los dos lloramos, y toda la gente al vernos también se puso a llorar”, agregó emocionado el cantante, reviviendo aquel momento tan especial.

Luego de haber cumplido uno de sus grandes sueños, Danny Berrios regresó a los Estados Unidos para continuar el tour de su 30 aniversario y la promoción de su nuevo disco “Voy a Profetizar”.

“Tengo varias presentaciones y compromisos por cumplir, pero Dios mediante el próximo año vuelvo a Cuba”, manifestó el cantante, afirmando que durante su visita regaló a los pastores y líderes de alabanza, varias copias de su más reciente producción para que a su regreso puedan entonar juntos sus grandes éxitos y también sus nuevas canciones.

Por Fayra Castro. 

http://jesusesnoticia.webnode.es/