El con 93 y ella 87 volvieron a casarse

El con 93 y ella 87 volvieron a casarse

El esta al borde de la muerte y ella pudo superar un cáncer de estómago

CAROLINA DEL SUR.-  Con apenas días de vida Vernon McAlister vio su último deseo hecho realidad mediante la renovación de sus votos  con Sue: 72 años después de su matrimonio cuando ella tenía 15 y el 20.

La ceremonia de los esposos McAlister fue realizada en el hospicio del condado de Anderson, Carolina del Sur,  informó el IndependentMail.com.

Después de haber tenido un sueño en que su esposa quería casarse con él de nuevo, el señor McAlister pidió a las enfermeras que lo ayudaran a mantenerse con vida unos días más para que pudieran celebrar su 72  aniversario juntos.  Vernon y su esposa no pueden quitar los ojos de unos a otros mientras se abrazan durante la sencilla ceremonia.

 Último deseo cumplido: Sue y su marido Vernon McAlister renovaron sus votos matrimoniales. McAlister se fracturó la cadera hace tres semanas y los médicos esperan que viva sólo unos días más.

La pareja -ella tiene 87 y él casi 93- se conocieron cuando trabajaban en la granja de Vernon padre en Carolina del Sur.

 Se casaron cuando él tenía 20 años y ella 15. “Mi padre me dijo que tendría una buena esposa”, dijo. “No podría haber imaginado la razón que tenía. Ella es  pura y maravillosa. Ella es una joya”.

Hace dos años, Sue sobrevivió una batalla con el cáncer de estómago y da los créditos de apoyo a su esposo,  lo que consideró crucial. Ella  dijo: “El ha cuidado de mí toda mi vida”. La novia Sue viste de color rosa -como Vernon quien vistió para la ocasión  traje y corbata- con una caja de pañuelos a mano para cuando la ceremonia se pusiera emocionante.

“Él me ha amado y respetado y querido desde cuando  yo era una niña y él era apenas un joven”, resaltó ella.

“No hay nada para estar nervioso acerca de cuando usted está caminando hacia la persona que ama con todo tu corazón”, señala por su parte él

El señor McAlister es un agrónomo jubilado y la pareja tiene cinco hijos,   Tony, Phil, Van y  Don McAlister y su hija Anita Floyd estaban presentes en la ceremonia.

“Ellos son un testimonio de amor”, dijo Floyd.

La ceremonia se llevó a cabo organizada por la familia de Bill, amigo francés quien dijo a la pareja que fueron un ejemplo para el mundo.

“Cuando tomó los votos, todos esos años atrás, nadie podía imaginar cuánto tiempo  caminarían juntos”, dijo el señor francés. “Ha cumplido su promesa y Dios sonríe”, concluyó. 

Escrito por: Daily Mail Reporter

http://jesusesnoticia.webnode.es/