Exigen mano dura contra la pornografía

Exigen mano dura contra la pornografía

Washington, D.C. La pornografía explícita ilegal aumenta sin detenerse en la televisión por cable y en la Internet y tal parece que la acción judicial federal estadounidense es prácticamente inexistente.

A pesar de que En Estados Unidos existen seis leyes federales contra la obscenidad el peso de la ley no se ha hecho sentir contra los responsables de esta terrible epidemia.

A través de los años de Bush y los años anteriores de Clinton, la función del Departamento de Justicia, ha sido procesar relativamente a los productores y distribuidores de menor importancia y el impacto de estos procesos ha sido muy poco.

Por esta razón un grupo de investigadores y activistas anti-pornografía están exigiendo acción por parte del gobierno de Obama, el Congreso y el Departamento de Justicia para que elevan el cumplimiento de las leyes de obscenidad que están siendo ignoradas.

A tales efectos se celebró  una reunión informativa en el Capitolio de los EE.UU., donde un grupo de investigadores y activistas, entre ellos una ex-actriz de películas porno, destacó el hallazgo de los principales investigadores sobre el daño y los efectos a largo plazo que la pornografía explícita tiene en sus espectadores – especialmente en los niños – y pidieron al Congreso que el Departamento de Justicia tome acción para acabar con la distribución de pornografía ilegal.

Patrick Trueman, portavoz del grupo que se autodenomina “Coalición por la guerra sobre la pesca ilegal en la pornografía”, indicó que lo que están pidiendo es que a las leyes de obscenidad, que parecen estar en suspenso en el gobierno, se les dé prioridad por el daño generalizado que ahora conocemos que la pornografía explícita está causando en este país. “Nuestros esfuerzos hoy día no son partidistas, porque la protección de los niños, la violencia contra la mujer, la adicción y el tráfico sexual no son asuntos partidistas”, aclaró.

Trueman dijo que las leyes existen en los libros. Es ilegal distribuir pornografía explícita en Internet, por satélite o cable de televisión y en los negocios de orientación sexual. “No estamos pidiendo nuevas leyes. Tenemos suficientes leyes. Lo que estamos pidiendo es que esas leyes sean aplicadas firmemente “, dijo Trueman. “En lugar de exigir el estricto cumplimiento de la ley,  no se está haciendo mucho y estamos pidiendo que sea una prioridad. Un jurado tiene que decidir si el material de hardcore está más allá de las normas de la comunidad”, agregó.

Aunque las leyes hacen ilegal su distribución, ha habido un montón de estudio sobre lo que constituye “material obsceno” – y los investigadores ya no se preguntan qué es obsceno y qué no lo es.

“La obscenidad es material gráfico que se centra en el sexo o la violencia sexual”, dijo la profesora Donna Rice Hughes, presidenta “Basta Ya”. “(Obscenidad) incluye exposición lasciva de los genitales, primeros planos de los actos de sexo explícito y actividades desviadas tales como el sexo en grupo, la bestialidad y funciones de excreción”, dijo Hughes.

Hughes dijo que las leyes no penalizan el “soft-core” pornografía encontrada en algunas películas y en televisión para adultos, pero no es legal para los niños.

“Durante 15 años, los niños han sido alimentados con cuchara de fácil acceso a la pornografía del Internet, justo en la intimidad de su propio hogar o a través de cualquier dispositivo electrónico”, dijo Hughes. “Debido a que las leyes de obscenidad no se han aplicado, la pornografía ilegal de adultos ha inundado y contaminado la Internet. Por esta razón el alcance de la pornografía de adultos ha crecido y se ha extendido en proporciones epidémicas”.

La investigación ha demostrado que el 40 por ciento de los encuentros iniciales de pornografía por la Internet se producen involuntariamente, mientras los usuarios hacen alguna búsqueda a través de un motor de búsqueda. Otro 12 por ciento ocurren por palabras que los usuarios escriben mal cuando hacen una búsqueda en la Web. La edad promedio de los estadounidenses que tienen un encuentro inicial con la pornografía se encuentra entre  de 8  a 11-años-, dijo Hughes.

A pesar del carácter ilegal de la pornografía explícita, el material obsceno tiene un efecto muy negativo tanto en los consumidores como en las actrices que participan, aseguró la coalición.

La pornografía destruye vidas humanas

La ex actriz de películas porno Shelly Luben, fundadora y directora de un grupo de extensión para los que trabajan en la industria del cine para adultos y que ofrece una variedad de apoyo y una transición de la industria, dijo que la industria del cine para adultos es una industria hostil e inestable para los intérpretes.

66 por ciento de las personas de la industria porno contraen herpes y 70 por ciento de las infecciones de transmisión sexual contraída en la industria se presentan en mujeres, dijo.

Luben fue un artista de pornografía por12 años y durante su carrera contrajo herpes, virus del papiloma humano y luchó contra el cáncer de cuello uterino. Pasó ocho años en recuperarse de su tiempo en la industria y en 2008 fundó la Fundación de la Cruz Rosa para ministrar a otros que  todavía están en esa industria.

“He sufrido mucho a manos de la industria del porno”, dijo Luben. “La pornografía destruye vidas humanas y está destruyendo a nuestra nación. Y yo soy prueba de ello”.

La coalición está pidiendo a cada miembro de la Cámara y el Senado firmar una carta dirigida al Fiscal General Eric Holder, para pedirle que haga de los casos obscenidad una prioridad para el Departamento de Justicia. 

por (cristianos.com) 

http://jesusesnoticia.webnode.es/