Predicador encarcelado por compartir su fe

Predicador encarcelado por compartir su fe

Un predicador de la calle en el noroeste de Inglaterra fue encarcelado por compartir públicamente sus creencias cristianas. El demandó a la policía y habló públicamente sobre su arresto y su derecho de expresión.

El predicador cristiano Dale McAlpine fue llevado a prisión por oponerse públicamente a la homosexualidad.

Mcalpine, quien es de Cumbria, fue arrestado tras una conversación con un oficial de policía en la que afirmó que la Biblia llamaba pecado a la conducta homosexual. Su arresto fue capturado por una cámara escondida.

El predicaba públicamente ese día pero insiste que nunca habló sobre la homosexualidad durante su sermón.

"Cuando me paré en la escalinata a predicar, nunca mencioné la homosexualidad", dijo. "Mencioné otros pecados como borracheras, adulterio y blasfemia, pero nunca mencioné el pecado de homosexualidad".

El fue arrestado y pasó la noche en una celda en esta estación de policía. McAlpine dijo a CBN News que le sorprendió verse encerrado simplemente por compartir sus creencias.

"Me sorprendió ser arrestado en la calle", agregó. "No esperaba ser llevado a una celda ese día. Fui a predicar el Evangelio y me sorprendió encontrarme en una celda, sin mi libertad. Aún así tuve una maravillosa paz del Señor y tenía mi Biblia". 

Tom Jones, miembro de la iglesia de McAlpine dijo que a él también le sorprendió saber que su amigo estaba encerrado. El conoce al predicador desde hace años.

“Conozco a Dale hace cuatro años desde que comenzó a asistir a nuestra iglesia y obviamente, como parte de la congregación, sabía que él predicaba en las calles y que no dijo nada que no esté en la Biblia, así que me sorprendió mucho”, dijo Jones.

Cuatro días después que McAlpine se declarara inocente, el caso fue desestimado debido a falta de evidencias.

La policía se negó a hacer comentarios.

“Queremos asegurar al público que nosotros respetamos, y estamos comprometidos con mantener el derecho a la libertad de expresión. Estamos tan comprometidos con eso como lo estamos en mantener la paz y evitar que la gente se sienta alarmada por acciones de otros en lugares públicos”, dijo el Superintendente Steve Johnson en una declaración por escrito.
El Instituto Cristiano ayudó a McAlpine con su defensa. El vocero Simon Calvert dijo que la policía debe ser responsable de sus acciones.

“La policía de Cumbria no puede sencillamente salir así”, dijo Calvert. “arrestaron y cargaron a un inocente por ninguna otra razón que expresar sus creencias cristianas pacíficamente y también ha ocurrido en otras partes del país. Claramente hay un problema con el sistema y debe corregirse”.

McAlpine junto al Instituto Cristiano han considerado sus opciones legales para asegurar que algo así no vuelva a ocurrir. Mientras tanto muchos casos similares continúan por todo el Reino Unido y a los cristianos les preocupa que su habilidad de expresar abiertamente sus creencias esté bajo riesgo.

FUENTE mundo cristiano 

http://jesusesnoticia.webnode.es/