Un testigo de Jehová muere tras negarse una transfusión de sangre

Un testigo de Jehová muere tras negarse una transfusión de sangre

Josué, siguió la creencia que enseña los Testigos de Jehová donde afirman que la sangre es sagrada y las transfusiones están prohibidas por la Biblia.

Un adolescente perteneciente a la secta de los Testigos de Jehová murió después de rechazar una transfusión de sangre tras un accidente automovilístico. Josué McAuley, de 15 años, sufrió lesiones graves en las piernas y en el abdomen luego de que su auto se estrellara contra un comercio.

McAuley, sobrevivió al accidente en Smethwick, West Midlands, Inglaterra, y se mantuvo consciente, pero perdió una enorme cantidad de sangre y fue trasladado al hospital para una transfusión.

 

Pero lamentablemente falleció seis horas más tarde por no permitir que le pusieran sangre de otra persona.

 

La ley médica, afirma que los médicos están obligados a decidir si un niño menor de 16 años es lo suficientemente competente para aceptar o rechazar un tratamiento médico sin necesidad de permiso de los padres o de los conocimientos. Sin embargo fuentes de los Hospitales de la Universidad de Birmingham NHS Trust sugirieron que los médicos siguieron esta ley, conocida como la prueba de competencia Gillick.

Sin embargo, como testigo de Jehová de una familia religiosa, Josué siguió a la creencia de que la sangre es sagrada y las transfusiones están prohibidas por la Biblia. El personal del hospital le rogó que accediera al tratamiento pero el chico fue inflexible. De manera que fue en vano que los bomberos hayan luchado para liberarlo de los hierros del auto y luego trasladarlo en helicóptero hasta el hospital.

F: dailymail.co.uk 

http://jesusesnoticia.webnode.es/