"La Iglesia calcula que aporta a la sociedad más de 30.000 millones de euros" (MMMMMMMMMMM)

18.06.2010 12:42
Fernando Giménez en la presentación de los resultados ante los medios de comunicación. | Efe

Fernando Giménez en la presentación de los resultados ante los medios de comunicación. | Efe

  • Recibe del Estado a través de la declaración de la renta 252 millones al año
  • El Episcopado defiende que esta cifra la devuelve 'con creces' a la sociedad
  • La mayoría de los fondos se destina a pagar la Seguridad Social de los curas
  • La Iglesia dispone de más de 20.000 sacerdotes en toda España

La Iglesia recibe de las arcas del Estado a través de la casilla de la renta 252 millones de euros. Sin embargo, calcula que su aportación a la sociedad supera los 30.000 millones. Éste es uno de los principales datos recogidos en la Memoria justificativa de actividades, que la Conferencia Episcopal Española ha presentado este jueves.

Por boca de su vicesecretario para Asuntos Económicos, el laico Fernando Giménez Barriocanal, el episcopado rinde cuentas de lo que ha recibido, de dónde lo ha invertido y, al mismo tiempo, de lo que ha aportado a la sociedad. "No podemos avanzar una cifra exacta de lo que la Iglesia le ahorra al Estado, pero no es un disparate hablar de más de 30.000 millones de euros, incluso nos quedamos cortos", ha asegurado.

Fernando Giménez ha explicado las diferencias entre el debe y el haber. La Iglesia recibió, en 2009, 253 millones de euros a través de la aportación vía IRPF de los declarantes españoles que marcaron su casilla. "Que nos asignen ocho millones y medio de personas es para estar contento", explicaba el gerente de los obispos. Y añadía: "Mantener ese porcentaje es ya un éxito".

La mayoría de los fondos de la renta se destina a pagar la Seguridad Social de sacerdotes y obispos

Y eso que, en la campaña publicitaria del 'X tantos', la Iglesia sólo invirtió tres millones de euros, es decir, "lo que los profesionales nos recomiendan que invirtamos". Son esos mismos profesionales los que, según Barriocanal, aconsejan a la Iglesia en qué medios invertir y cuáles dejar fuera. En cualquier caso, a su juicio y remitiéndose a las pruebas, "la inversión está más que justificada".

Durante la presentación de la Memoria Justificativa de Actividades, Fernando Giménez ha informado de que la gran mayoría de los fondos de la renta se destina a pagar la Seguridad Social de sacerdotes y obispos, las facultades eclesiásticas y centros de formación de la CEE, así como al presupuesto de la Conferencia Episcopal (en 2008, 1,8 millones de euros).

Los 253 millones que recibe la Iglesia forman el llamado Fondo Común Interdiocesano, que no es más que el 20% del total del mal llamado "presupuesto" de la Iglesia española. De hecho, las aportaciones voluntarias de los fieles suponen más del 40% de los ingresos totales y, por lo tanto, "su principal fuente de sostenimiento".

'Inversión' de la Iglesia en la sociedad

Con relación al destino que la Iglesia hace del dinero que recibe a través de la renta, Barriocanal ha afirmado que "cada euro que se invierte en la Iglesia rinde como más de dos veces y media (2,73%) en su servicio equivalente en el mercado".

La Iglesia católica presta un conjunto de servicios a la sociedad. Primero, los litúrgicos. "A demanda de los ciudadanos", la Iglesia administra al año 335.484 bautizos, 244.469 primeras comuniones, 94.109 confirmaciones, 104.010 bodas y más de cinco millones de eucaristías.

La Iglesia cuenta con 6.041 centros educativos en los que estudian casi 1,4 millones de alumnos

Esos servicios espirituales los ofrecen 20.390 sacerdotes, 1.538 religiosos en parroquias, 55.080 frailes y monjas y más de 7000 catequistas, que trabajan en las 22.661 parroquias en las que está dividido el país, además de los 17.000 misioneros españoles repartidos por todo el mundo.

El episcopado calcula que los "soldados" de la Iglesia dedican 45.244.824 millones de horas al año sólo a la actividad pastoral. Por eso, Barriocanal explica que "el coste que tendrían las actividades ofrecidas por la Iglesia en el mercado supondría un importe de 1.860 millones de euros".

A la actividad propiamente pastoral, hay que añadir la educativa, con 6.041 centros y 1.370.151 alumnos. También en esta área el ahorro de la Iglesia al Estado es cuantioso, nada menos que 4,148 millones de euros.

'No es un negocio'

Otra actividad importante de la Iglesia es el patrimonio cultural, "un tesoro, que lejos de constituir un negocio, como algunos piensan, es un servicio que no resulta rentable para la Iglesia", asegura el gerente de los obispos. Sólo el mantenimiento de los templos le cuesta a la institución unos 50 millones de euros al año.

'Detrás de cada catedral hay una fuente de financiación para la sociedad', defienden

Barriocanal ha precisado que "la tercera parte de los ingresos turísticos culturales españoles proviene de la Iglesia". Por ejemplo, en todos los recursos indirectos que general el patrimonio de la Iglesia (uno de cada tres monumentos son propiedad suya) y de los que se beneficia toda la sociedad.

Como ejemplo, Barriocanal ha citado el caso del Camino de Santiago o la Semana Santa. "Sólo en Córdoba, la Semana Santa genera a la ciudad más de 40 millones de euros", concretó el gerente. Y añadía, para ser más gráfico, "detrás de cada catedral hay una fuente de financiación para la sociedad".

Red asistencial

La Iglesia también ha defendido su actuación con los pobres y los necesitados, especialmente conocida por la labor de organizaciones como Cáritas o Manos Unidas. "La iglesia no es una ONG", explicaba Fernando Giménez, "pero la mayor red asistencial con mucho que existe en España es de la Iglesia".

De hecho, a través de esa Red caritativo-social, la Iglesia española atiende 4.459 centros asistenciales, que acogen a 2,7 millones de personas. Una labor que "se ha duplicado" con la crisis, porque "los pobres llaman a las puertas de las parroquias".

Por todo ello, y según el gerente de los obispos, queda claro que "la Iglesia da al Estado mucho más de lo que recibe, cuando algunos discuten los 253 millones que los contribuyentes nos asignan".

De ahí que, a su juicio, no se deba escatimar ni "ser cicateros" en el apoyo social y estatal a la Iglesia porque "revierte con creces". Y puso el ejemplo concreto de las próximas visitas del Papa a Santiago de Compostela y a Barcelona. "La visita del Papa es una oportunidad y un escaparate para nuestro país y eso también tiene una rentabilidad económica, que revierte a la sociedad mucho más de lo que pueda costar". 

http://jesusesnoticia.webnode.es/