Árbitro cristiano del mundial quiere plantar iglesias

Árbitro cristiano del mundial quiere plantar iglesias

Mexico. Tras 13 años arbitrando en la primera división mexicana, Marco Antonio Rodríguez se ha erigido como uno de los árbitros nacionales más reconocidos, tras dirigir ocho finales del futbol mexicano. Pero por detrás y por encima de este oficio en los terrenos de juego se encuentra su verdadera pasión: el servicio a Dios que cumple como pastor de una iglesia evangélica en la capital del país.

Marco Antonio, no encuentra problemas para ejercer ambas actividades. «Decidí entregarme, desde hace años, al servicio de Dios. Procuro estar en la iglesia el mayor tiempo que puedo. Cuando no estoy en mi profesión de árbitro, me encuentro en el templo», explicó.

«MI MEJOR MODELO ES DIOS»

Para Marco Antonio, el ejercicio del arbitraje tiene una gran relación con su fe. De hecho, ha declarado que «el mejor modelo que tengo es Dios». Antes de cada partido, Rodríguez ora para poder impartir la justicia de forma equitativa.

Aparte del arbitraje, Marco Antonio está centrado en su labor pastoral. «Ahora sólo necesito alguien que se sume a la misión de abrir iglesias», empresa para la que sin duda le ayudará el ser un hombre conocido por su vida pública como árbitro de élite.

mundocristiano/ACPress 

http://jesusesnoticia.webnode.es/