Dios tiene un deseo que El quiere que se cumpla para tu felicidad.

Dios tiene un deseo que El quiere que se cumpla para tu felicidad.

 Mira hacia tu futuro. ¿Que ves? Dios quiere que se cumpla todo lo que el permite que tu veas. Lo que tú ves es el deseo de Dios para tu vida. Por más imposible que se vea, si tú lo ves es porque tú puedes lograrlo


Lo que tú ves y quieres con anhelo es en  realidad el deseo de Dios comunicado a ti divinamente atraves de un éxtasis, sueño o visión. Esta es la ley de lo sobrenatural. Todo lo que tú ves procede de lo que no se ve, comunicado divinamente a alguien para que se cumpla el deseo de Dios para con sus hijos. Así como el teléfono fue revelado a Alexander Graham Bell (1876) y la lámpara eléctrica a Thomas Alva Edison (1878) para el gozo de la humanidad, Dios también te revela Su deseo a tu vida porque tú también eres especial para El.

 

Dios cumplió el deseo de estos grandes humanos para su felicidad y la de los demás. Así mismo se puede cumplir tu deseo que muchas veces nunca se cumple, se retarda o se disminuye porque la gente al no entenderlo, no lo recibe, lo maldice o lo mata. No permitas que nadie mate tu sueño, tu visión o tú meta. Aquel que no respeta tu sueño, no merece tu atención.

 

La Biblia, el libro de libros que más que un libro es un mensaje y no cualquier mensaje; sino, el mensaje de Dios, que nos instruye a cómo lograr lo que El permite que  veamos. Aprendamos del Apóstol Pablo que era un evangelista que presentaba el evangelio para que el que lo escuchara se salvara del juicio venidero:

 

 9 Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos.  10 Cuando vio la visión, en seguida procuramos partir para Macedonia, dando por cierto que Dios nos llamaba para que les anunciásemos el evangelio (Hechos 16:9-10).

 

Para aprovechar la enseñanza paulina, enumeraremos tres acciones importantes para el cumplimiento de cualquier sueño que es el deseo de Dios para tu vida:

 

Acción no. 1: Tener Pasión por la visión:   (v.9) Pasión es fervor,  ardor, una obsesión ardiente. Tú nunca crecerás más allá de tu pasión. Si tú estas ocupado en algo que tus no amas, déjalo y has otra cosa, algo que encienda tu pasión. Esta es la única manera de tu cumplir con tu misión en esta vida.

   

Acción no. 2: Guardar el Enfoque en la visión: (v.10)  “Cuando vio la visión.” Enfoque es el centro de atención. Pablo estaba enfocado en que el perdido conozca a Cristo. Él le llamaba a esta misión “la visión celestial.” Aun en la corte, delante de magistrados y acusadores, el dijo enfáticamente: “Por lo cual, oh rey Agripa, no fui rebelde a la visión celestial” (Hechos 26:19). Perder el enfoque después de captar la visión es un pecado capital contra tu éxito. Por perder el enfoque es que muchos visionarios terminan su carrera sin cumplir su tarea o asignación divina.

  

Acción no. 3: Practicar la Consistencia en la visión: “…en seguida procuramos partir” (v10b). Consistencia es firmeza, permanencia, solidez. Tan pronoto Pablo capta la visión que Dios muestra, el se apresura a tomar acción. Una vez tú recibes la visión, es necesario tomar acción para el cumplimiento de la misma. Tienes que concentrar tus fuerzas y no permitir distracciones que tienden con retardar, disminuir y aun destruir tu visión.  O sea, el que capta la visión, no puede correr el riesgo de perder el enfoque y de igual manera ser inconsistente.

 

Muchos se quejan de si hay Dios porque no ganan en la vida. Dios desea el bien para ti, pero una vez que El lo comunica, tú tienes que tomar las acciones requeridas para que se cumpla. El que capta la visión de Dios se consagra para el cumplimiento de la misma. “El que no vive por un sueño, morirá en su propia pesadilla. ”

SALVADOR SABINO*


 

 

 


http://jesusesnoticia.webnode.es/