Elemental, Watson: IBM crea supercomputadora que entiende el lenguaje natural

Elemental, Watson: IBM crea supercomputadora que entiende el lenguaje natural

Si bien Google en muchos sentidos cambió el mundo con su buscador, es igual de cierto que en todo este tiempo no ha habido ningún cambio notorio en la manera en que se efectúan las búsquedas en internet. Las mejoras logradas con el motor Caffeine están más que nada enfocadas en mostrar resultados actuales e indexar sitios más rápidamente. Por otro lado WolframAlpha, a pesar de todas sus intenciones, no deja de ser un buscador muy limitado con muy simpáticos easter eggs, así que las cosas no están muy distintas a como eran hace quince años, cuando salió a la luz Altavista, pero IBM podría llegar a remediarlo.

Big Blue lleva los últimos tres años trabajando en la supercomputadora Watson, una serie de racks de servidores repletos de algoritmos con el único objetivo de reconocer el lenguaje natural y responder del mismo modo. Watson es en consecuencia una verdadera “máquina de responder preguntas“, capaz de entender preguntas humanas y responder de manera precisa (y de ser verdad, ya sería mejor que muchos de nosotros) con una voz bastante similar a la de la computadora que casi casi destruye el mundo en War Games.

 

Tanto es así que esta supercomputadora parece haber impresionado a los productores del famosísimo programa de preguntas y respuestas Jeopardy! y realizarán este otoño un programa especial en el que Watson se enfrentará a algunos de los mejores jugadores que han pasado por el programa. Jeopardy! es el programa de trivia por antonomasia, creado en 1964 y que, con la condución de Alex Trebek, se ha convertido en uno de los más grandes íconos de la cultura, siendo referenciado en repetidas veces por The Simpsons o Saturday Night Live. La cuestión es que para no pasar papelones ante la audiencia (después de todo, tras la victoria de Deep Blue sobre el Gran Maestro y en aquel entonces Campeón del Mundo Garry Kasparov hace ya un buen par de años, IBM tiene una reputación que mantener), ha estado entrenando a su supercomputador para la competición, construyendo un cuarto bastante similar al del programa de televisión en sus instalaciones. Obviamente, Watson no estaba en la habitación (no entra), si no en el piso de arriba. Para la ocasión, IBM llegó a contratar a ex participantes de Jeopardy! y hasta a un conductor para que dirigiera la competencia y sea lo más real posible. Al final, Watson ganó cuatro de seis partidas, demostrando un gran acierto sobre todo a la hora de contestar preguntas sobre cultura general. Una de las participantes se preguntó exageradamente si no estaría “colaborando a que la supercomputadora tome conciencia de sí misma” y destacó que Watson juega para ganar.

 

Es sin lugar a dudas un impresionante avance en IA y no perdemos nada soñando con la posibilidad de que no dentro de mucho tiempo tecnologías similares puedan ser incorporadas a los navegadores de internet, situación en la que no estaríamos muy lejos de Multivac. Quizás tampoco tan cerca, igualmente. Si bien se suele utilizar la excelente performance de distintos motores de ajedrez como muestra de superioridad de los ordenadores sobre los humanos, se deja de lado un hecho igual de importante, a ser los pobres resultados que han obtenidos al día de hoy en el Go, ese juego ancenstral inmortalizado por el ganador del Premio Nóbel Yasunari Kawabata y popularizado recientemente por el ánime Hikaru no Go . En el Go, al igual que en las artes marciales, los niveles de juego son medidos por Dan. Son en total nueve niveles de Dan para profesionales, siete Dan para amateur y 30 kyu para los principiantes. Hace más de diez años, los mejores programas perdían hasta con niños y hoy en día han mejorado notablemente, es cierto, pero a lo sumo llegan a lograr una performance de tercer Dan, muy lejos del nivel de los mejores jugadores del mundo como los coreanos Lee Chang-ho y Lee Sedol.

Volviendo a Jeopardy!, los expertos no pensaban que fuese posible que un ordenador lograse relacionar siquiera las preguntas del programa con una respuesta, al estar pronunciadas estas de manera tan vaga y alusiva, siendo además el campo abarcado amplio en extremo. Una computadora comprendiendo el lenguaje humano y respondiendo en consecuencia, ¿faltará mucho para una conversación? Multivac, Skynet, HAL, Cylon, elijan su Inteligencia Artificial favorita, que hay muchas más. Curiosamente, al hablar de Watson tras el fin de la competencia todos los participantes humanos se refirieron al ordenador como a “él”, como si fuese uno más de ellos

http://jesusesnoticia.webnode.es/